Apariciones Marianas de la Codosera. (Badajoz). 27 de mayo de 1945.

27 de mayo de 1945: A las tres de la tarde, una niña de diez años llamada Marcelina Barroso iba con su prima Agustina González hacia un caserío colindante con Portugal llamado “El Marco” con el propósito de cumplir un encargo para su madre.
A tres kilómetros del pueblo, en un lugar denominado Cañada de Chandávila, advirtió que junto a un castaño distante del camino unos sesenta metros, había un “bulto” grande y oscuro. Continuó su camino sin hacer apenas caso, pero a la vuelta venía pensando si aún permanecería allí el extraño “bulto”. En efecto, continuaba allí y como empujada por una fuerza interior, se acercó para ver qué era. Allí quedó estática e inmóvil, fría al aclararse la figura y distinguir con claridad, envuelta en rayos luminosos, a la Virgen, con una aureola de luceros brillantes, vistiendo un manto negro adornado de estrellitas brillantes.

Recreación aparición

Afra Brígido y Marcelina Barroso

Las apariciones de La Codosera.

Reportaje del programa Cuarto Milenio, en el cual se habla sobre las apariciones de la Vigen de Chandavila. La cual es muy venerada tanto en la zona Española como en la Portuguesa.