Cerro “San Antón”. Lillo. (Toledo).

  • Durante varias noches de 1994 muchas personas de Lillo (Toledo), pudieron ver por la época de la vendimia (septiembre/octubre) una luz blanca en la vertical del cerro de San Antón del que salían otras más pequeñas, de colores, que bailaban alrededor de la luz principal. Así estaban unos minutos hasta que finalmente regresaban al interior de la grande.
  • La gente, para contemplar el fenómeno, acudía a una ermita cercana que estaba a mayor altura que el propio cerro sobre el que se producía el fenómeno.
  • Igualmente, los testigos afirmaron que por la zona llegó a volar un avión militar y otro de los días lo hizo un helicóptero.
  • En la segunda mitad de la década de los 60 una mujer que trabajaba cerca del cerro de San Antón, en Lillo (Toledo), vio una máquina como un plato de comer que sobrevoló la elevación a baja altura. Por esas fechas también se vieron unas luces verdes que iluminaban ese mismo lugar.

00491658

“Una luz blanca en la vertical del cerro de San Antón del que salían otras más pequeñas, de colores, que bailaban alrededor de la luz principal.”

“Por la zona llegó a volar un avión militar y otro de los días lo hizo un helicóptero.”

“Vio una máquina como un plato de comer.”

“Vieron unas luces verdes que iluminaban ese mismo lugar.”